El futuro del transporte por carretera en Europa

Futuro del transporte por carretera/Future of Road Transportation

Con los avances en legislación y en tecnología, el transporte por carretera en Europa está en constante evolución. Cada vez existen menos barreras entre los estados miembros, tanto físicas como económicas.

¿Pero cual es exactamente la situación actual del transporte internacional en Europa de cara al futuro? A continuación analizaremos los retos a los que el sector se enfrenta actualmente, y que cambios podemos esperar para hacerles frente.

Las barreras actuales del transporte por carretera en Europa

En la actualidad, el transporte por carretera en Europa todavía se enfrenta a muchos retos. Incluso con todos los avances recientes, todavía podemos observar problemas como los siguientes:

  • Normativas diferentes en el transporte por carretera:

    Pese al esfuerzo por parte de la U.E. para equiparar las legislaciones de diferentes miembros, los transportistas todavía se encuentran toda clase de dificultades administrativas al moverse de una frontera a otra.

  • Competencia desigualada:

    El sector del transporte cuenta con un enorme desequilibrio entre sus diferentes actores, lo que le hace menos accesible. Esto afecta no solo a nuevas empresas, sino que impide a muchas ya existentes el expandirse con normalidad.

  • Falta de profesionales: 

    Por mucho que se optimicen los elementos administrativos, el transporte seguirá condicionado por la carga que se puede mover. La actual escasez de conductores en Europa ejerce un cuello de botella ineludible sobre todo el sector.

Las claves del futuro del transporte en Europa

La renovación del sector del transporte en Europa va a requerir de profundos cambios, tanto a nivel legal como tecnológico. Algunos elementos de esta transformación ya se han iniciado actualmente, mientras que otros apenas se asoman en el horizonte:

  • Cohesión normativa del transporte por carretera: 

    El sector necesita moverse de forma consistente por los estados miembros. La tarea de los profesionales del transporte se volverá más fácil a medida que las diferencias administrativas y fiscales vayan desapareciendo.

  • Nuevas energías:

    Como tantas otras industrias, el transporte por carretera mira con interés los avances en materia energética. Para ello, un buen plan de financiación será crucial para actualizar las flotas a esta nueva realidad.

  • Ecología y medio ambiente: 

    El transporte por carretera es una actividad, por su naturaleza, altamente contaminante. El sector necesita que se tome en consideración su naturaleza al legislar en estas materias, y que se invierta en alternativas para mejorar a medio y largo plazo.

  • Igualar el campo de juego en el transporte por carretera Europeo:

    Mirando al futuro, será necesario que las nuevas normativas den herramientas a todos los miembros del sector para competir en igualdad de condiciones.

  • Transición digital:

    La informatización de las comunicaciones y otros procesos debería simplificar la tarea de diversos puestos de trabajo.

  • Nuevos profesionales:

    Un elemento que no debe ser olvidado, es hacer el sector atractivo a las nuevas generaciones. Son necesarios nuevos perfiles, además de para cubrir las necesidades actuales, para facilitar su evolución a nuevos modelos.

Conclusión

Los cambios tecnológicos y legislativos no pueden avanzar de forma separada si se quiere que el sector florezca. La modernización del sector va a requerir de fuertes inversiones y una normativa firme y clara. Por eso, es importante que los profesionales del transporte no dejen de prestar atención a los cambios, y que hagan que su voz se oiga cuando se toman las decisiones cruciales para su futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba